Reservas Online

Cancelar reserva

Aguas termales: Propiedades y beneficios

Caldes de Boi > Balneario > Aguas termales

Se tiene registro del efecto terapéutico de sus aguas desde la época romana, siendo a finales del siglo XVIII cuando se realizan los primeros análisis  para poder darle el valor médico científico, puesto que ya eran famosas por sus efectos para recuperar la Salud.

Los 37 tipos de aguas del Balneario de Caldes de Boí, que oscilan entre los 4 ºC y los 56 ºC pueden ser utilizadas con una gran variedad de finalidades terapéuticas.

Las aguas son: cloruradas, sulfuradas, sulfatadas y bicarbonatadas, predomina el sodio en las aguas más calientes y el calcio en las más frías. Su pH es básico en la mayoría excepto en aquellas aguas frías donde es ácido. 


Indicaciones terapéuticas:

• Reumatismos: enfermedades articulares, artrosis, gota, fibrosis, mialgias, secuelas post-traumáticas, ciática.
• Afecciones respiratorias: bronquitis, asma, sinusitis.
• Aparato circulatorio: insuficiencia venosa, linfática y arterial.
• Aparato urinario: litiasis renal, cura de diuresis.
• Aparato digestivo: gastritis, enteropatías, insuficiencia hepática.
• Afecciones dermatológicas: dermatosis, eczemas, psoriasis, cicatrices post cirugías.
• Sistema nervioso: distonía neurovegetativa, estrés.

 

El agua que se embotella con el nombre de Caldes de Boí, nace de la Font del Bou, a 1.500 metros de altura. Se trata de un agua de mineralazión débil, con un bajo contenido en calcio, evitando así la formación de cálculos renales y con un alto contenido en sílice que ayuda a la eliminación de acumulación de grasas y residuos ayudando así a la depuración.